Puerto de Coronel un mes y medio paralizado: Gobernador exige acción inmediata del Gobierno

El Biobío se ahoga en un mar de perjuicios por 44 días de paro en el Puerto de Coronel. El Gobernador Regional, Rodrigo Díaz, ha hecho un llamado enérgico al Gobierno para que intervenga de forma urgente en la crisis que aqueja a la zona.

«Un daño grave a la región», así califica Díaz la paralización del puerto, que ha generado un caos económico y logístico de proporciones inimaginables. Las exportaciones, pulmón vital de la economía local, se han visto reducidas a la mitad, asfixiando a pequeños y medianos empresarios que se encuentran al borde del colapso.

La Ruta 160, principal arteria vial del Biobío, se ha convertido en un estacionamiento interminable, mientras que incidentes violentos y actos de sabotaje, como la obstrucción de la línea férrea, siembran el terror en la comunidad.

«No podemos seguir así», exige Díaz. «Necesitamos que el Gobierno se haga cargo de una vez por todas.» El Gobernador ha solicitado la instalación de una mesa de diálogo formal para resolver el conflicto, que no solo afecta a trabajadores y portuarios, sino a toda la región.

«Los puertos están a cargo del Ministerio de Transporte y no hemos visto acción del Ministerio de Transporte en esta materia. Los puertos tienen concesiones marítimas y las concesiones marítimas las gestiona el Ministerio de Defensa. Los puertos requieren tener un entorno de seguridad a su alrededor y esto debe ser brindado por la policía, por nuestros carabineros a quienes admiramos mucho. No puede haber apedreamiento libremente en torno a instalaciones o en torno a los
vehículos que se van trasladando, que además afectan a otras personas que
viven alrededor.
El Ministerio de Economía también algo tendrá que decir», sostuvo el gobernador Rodrigo Díaz.

El Biobío clama por ayuda. La inacción del Gobierno solo está agravando la situación, llevando a la región al borde del precipicio. Es hora de actuar con decisión y poner fin a este paro que tanto daño está causando.