La Mesa del Sector Público y la CUT se quejan contra el Gobierno por demorar proyectos comprometidos con trabajadores

La reducción de la jornada a 40 horas para el sector público y la proyección de las leyes de incentivo al retiro, son dos de los compromisos que la Mesa del Sector Público reclama que el Ejecutivo ha tardado en cumplir. Las dieciséis organizaciones que la representan, en conjunto con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), entregaron este martes una carta en La Moneda dirigida al Presidente Gabriel Boric. El reclamo de parte de los sindicatos firmantes de la misiva tiene que ver con “una incomprensible demora e incumplimiento de plazos comprometidos en diversas mesas de trabajo”. Según denuncian, a 6 meses de la suscripción del Protocolo de Acuerdo firmado en diciembre del 2023 no se han materializado tres proyectos acordados para el sector público.

“A pesar de haber negociado el año pasado en distintas instancias y distintas mesas de trabajos, estas mesas no han ido funcionando de la manera que hubiéramos esperado. Hay temas pendientes, que se han estado tratando, pero no con la celeridad necesaria”, expuso en la instancia David Acuña, presidente de la CUT. Junto con los mencionados proyectos de reducción de la jornada laboral y el incentivo al retiro, también reclaman que no se ha avanzado en la creación de una asignación técnica para los técnicos de nivel superior de los servicios de salud. Además, el documento dirigido al Presidente acusa que no se ha dictado una nueva norma de aplicación general del servicio civil sobre salud mental. “Hemos decidido requerir al Presidente de la República que instruya a los ministros de Hacienda y de Trabajo, que firman este acuerdo en representación del Ejecutivo, y a todos los organismos que son parte de estas mesas de trabajo, que cumplan los compromisos suscritos”, declaró por su parte Carlos Insunza, consejero nacional de la CUT, advirtiendo además que estas peticiones se encuentran dentro del programa de Gobierno.

Cómo ha sido la tónica de la CUT, no dejaron pasar la oportunidad de reforzar el llamado para avanzar en la propuesta de negociación ramal, destacando que esta Mesa del Sector Público es el único ejemplo en el país. Por ello, remarcan, es una mala señal que el Ejecutivo no cumpla con los acuerdos. “La única señal correcta es que en la negociación ramal, que depende directamente del Ejecutivo, se cumplan plenamente los compromisos. Sino la señal que se está dando es que el diálogo social no es fructífero”, aseguró Insunza.