EE.UU. busca bajar tensiones con China y retirará de Filipinas su moderno sistema de lanzamiento de misiles estratégicos

El pasado 4 de julio, un portavoz de las Fuerzas Armadas de Filipinas declaró que el Ejército de Estados Unidos (US Army) retirará del país su nuevo sistema de lanzamiento de misiles MRC, después de finalizar un despliegue de casi tres meses en la región. Este había sido desplegado en la isla de Luzón, archipiélago perteneciente a Filipinas, durante el mes de abril,  con motivo de su participación en el Ejercicio Combinado Salaknib 24.

También conocido cómo Typhoon, el sistema de lanzamiento de misiles MRC fue transportado por uno de los C-17 62 Ala de Transporte de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) en su momento. Si bien el sistema puede emplear el misil antiaéreo SM-6 (originalmente empleado por la Armada de EE.UU.) y el misil de crucero Tomahawk, no fue registrado el lanzamiento de estos durante el Ejercicio Salaknib 24, declaró a la AFP el Coronel Louie Dema-ala del Ejército de Filipinas. De acuerdo a lo explicado por el portavoz, el cronograma indica que el sistema sería replegado del país durante el próximo mes de septiembre.

La decisión de su retirada se debió en gran parte a la atención que el Gobierno de China puso sobre éste, quien demostró su descontento y puso un límite al despliegue de esta clase de sistema en la Región de Asia-Pacífico. Debido a ello y de acuerdo a las conversaciones entabladas por ambas partes en los recientes días, se acordó que se buscaría llegar a un acuerdo para retirar el sistema de la región. El desarrollo y despliegue de este sistema en la región Indo-Pacífica supuso una importante maniobra militar por parte de Estados Unidos, rompiendo un paréntesis de casi cuatro décadas desde la firma del Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) entre EE.UU. y la Unión Soviética en 1987, por las cuales se había limitado enormemente el empleo de estas clases de sistemas.

Este tratado había prohibido anteriormente el desarrollo y la posesión de sistemas de lanzamiento de misiles terrestres con un alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros. Sin embargo, en el año 2019, Washington se retiró del Tratado, alegando supuestas violaciones por parte de Moscú y en respuesta a las crecientes capacidades militares de China en la región del Indo-Pacífico, especialmente en tecnología de misiles hipersónicos. Desarrollado y fabricado por Lockheed Martin, los primeros SMRF (previamente designados como Sistema de Capacidades de Mediano Alcance) fueron entregados al Ejército de EE.UU. en diciembre de 2022. Es un sistema de ataque superficie-superficie, que otorga una ventaja multidominio frente al enemigo, por sus cuatro lanzadores capaces de disparar misiles superficie-aire SM-6 y superficie-superficie Tomahawk, logrando realizar tanto misiones de ataque contra objetivos terrestres, como de defensa aérea.