Caleta Tubul de Arauco estrena escuela única en Chile: Un modelo de habitabilidad y eficiencia energética

Un hito en Arauco: la Escuela Brisas del Mar marca un precedente en el país

Con una inversión superior a los $200 millones, la Escuela Brisas del Mar en Tubul, Arauco, se convierte en un referente nacional en materia de habitabilidad y cuidado del medio ambiente. El proyecto, enmarcado en el programa «Mejor Escuela» del Ministerio de Energía, ha implementado mejoras estructurales y tecnológicas sin precedentes, posicionando al establecimiento como un modelo a seguir en el ámbito educativo.

Un diseño innovador para una mejor experiencia educativa

La característica distintiva de la Escuela Brisas del Mar reside en la implementación de un muro cortina con doble vidriado hermético (DVH) en sus fachadas exteriores. Esta tecnología de vanguardia permite un óptimo control térmico y acústico, creando un ambiente interior confortable durante todo el año.

Un compromiso con la sustentabilidad y el ahorro energético

Más allá de su diseño innovador, la escuela se ha convertido en un referente en eficiencia energética. A través del programa «Mejor Escuela», se han implementado diversas medidas para reducir su huella ambiental, incluyendo:

  • Acondicionamiento térmico eficiente
  • Incorporación de energías renovables
  • Normalización eléctrica

Estas acciones no solo contribuyen al cuidado del medio ambiente, sino que también generan importantes ahorros en los costos energéticos del establecimiento, permitiendo destinar dichos recursos a otras áreas prioritarias de la educación.

Un impacto positivo en la comunidad educativa

Las autoridades regionales y locales han destacado el impacto positivo que este proyecto tendrá en la comunidad educativa de Tubul. La seremi de Energía del Biobío, Daniela Espinoza, enfatizó: «Este proyecto no solo mejora las condiciones de habitabilidad y confort térmico de la escuela, sino que también representa una oportunidad para incorporar los conceptos de eficiencia energética y energías renovables en el proceso educativo, fomentando la conciencia ambiental entre las nuevas generaciones».

Por su parte, la alcaldesa de Arauco, Elizabeth Maricán, expresó su satisfacción por el trabajo conjunto que ha permitido la realización de estas obras: «Este proyecto permite que los estudiantes tengan un mejor ambiente para aprender, permitiéndoles concentrarse en sus estudios sin las inclemencias del clima. Agradecemos al Gobierno por haber pensado en los niños y niñas de nuestra escuela».

El director del establecimiento, Diego Cartes, también se mostró agradecido por el apoyo recibido y destacó el impacto positivo que estas mejoras tendrán en el desarrollo académico y personal de los estudiantes: «Estamos muy contentos de recibir estas mejoras, porque sabemos lo que significa un invierno crudo en nuestra caleta. Para nosotros es fundamental que nuestros niños estén en buenas condiciones y que los profesores puedan desarrollar sus procesos educativos de manera óptima».

La Escuela Brisas del Mar de Tubul se convierte así en un modelo de vanguardia en materia de habitabilidad, eficiencia energética y compromiso con el medio ambiente, inspirando a otras instituciones educativas a seguir este camino hacia un futuro más sostenible y de calidad para la educación.