En la Haya Greta Thunberg es arrestada en protesta contra subsidios a combustibles fósiles

La joven activista climática Greta Thunberg fue arrestada por la policía neerlandesa el pasado sábado mientras participaba en una protesta en La Haya contra los subsidios a los combustibles fósiles. La acción, que reunió a cientos de personas, buscaba presionar al gobierno holandés para que abandone su apoyo a las energías contaminantes.

Thunberg y otros activistas del grupo ecologista Extinction Rebellion se unieron a la marcha desde el centro de la ciudad hasta un área cercana a la autopista A12. Al intentar acceder a la vía, se encontraron con un fuerte cordón policial que les impidió el paso. A pesar de la presencia policial, algunos manifestantes optaron por una ruta alternativa y bloquearon otra carretera cercana.

«Es crucial manifestarse hoy porque estamos enfrentando una emergencia planetaria», declaró Thunberg. «Debemos hacer todo lo posible para evitar esta crisis y salvar vidas», añadió la joven, quien ha ganado reconocimiento mundial por su activismo climático.

Amnistía Internacional exige justicia para niños ucranianos

En otro orden de ideas, Amnistía Internacional (AI) hizo un llamado al mundo para que no desista hasta que el presidente ruso Vladimir Putin sea llevado ante la justicia por la deportación ilegal de niños ucranianos a territorio ruso. La organización denunció que esta acción constituye un crimen de guerra y exige una investigación independiente para determinar las responsabilidades.

Irán amenaza a Israel tras ataque en Siria

El régimen de Irán emitió una amenaza de causar «un daño máximo» a Israel después del ataque aéreo que este país llevó a cabo en Siria. El ataque, que según Israel tenía como objetivo un depósito de armas iraníes, fue condenado por Teherán como una «violación flagrante» del derecho internacional.

Fridays for Future: Protestas por la crisis climática

El movimiento Fridays for Future, liderado por Thunberg, convocó a una serie de protestas en todo el mundo para denunciar la «crisis climática y las injusticias sociales subyacentes». La joven activista, quien ha sido arrestada en varias ocasiones por su activismo, sostiene que las leyes actuales «protegen las cosas equivocadas» y deberían enfocarse en el bienestar de las personas y del planeta.