Con sostenedor católico Liceo Técnico Femenino de Concepción en huelga legal. Trabajadores exigen mejorar las remuneraciones

Esta es la tercera huelga legal del establecimiento, anteriormente habían paralizado en los años 2012 y 2015. En esta ocasión nuevamente los trabajadores del Liceo Técnico Femenino de Concepción, dependiente de la Fundación del Magisterio de la Araucanía, se encuentran en pleno paro de actividades, proceso contemplado por la ley laboral. La medida, según informan los dirigentes sindicales, se debe a la negativa de la institución a responder a sus demandas en el marco del proceso de negociación colectiva.

En un conflicto laboral, siempre la parte más perjudicada está compuesta, en este caso, por las alumnas del establecimiento educacional situado frente al parque Ecuador de Concepción.

Las peticiones de los trabajadores, que agrupan a docentes, asistentes de la educación y personal administrativo, se concentran en mejorar las condiciones laborales y, por ende, la calidad de la educación que se imparte en el establecimiento. Entre sus demandas se encuentran un reajuste de sueldo, mejoras en el bono de escolaridad, bonificación por horas extras y una mejor infraestructura para el desarrollo de sus funciones.

«A pesar de que nuestra institución sostenedora profesa un lineamiento cristiano católico y su lema es ‘educar y evangelizar’, no ha considerado nuestras peticiones, las que creemos justas y que van en directa relación con el mejoramiento de nuestras condiciones laborales», señala Pamela Gárate Fuentealba, una de las dirigentes sindicales.

La huelga ha generado preocupación en la comunidad educativa del Liceo Técnico Femenino, ya que afecta el normal desarrollo de las clases. Sin embargo, los trabajadores sostienen que su bienestar y las condiciones adecuadas son primordiales para entregar un mejor servicio educativo.

«Estamos conscientes que en este momento nuestras estudiantes ven entorpecido su proceso de enseñanza aprendizaje, pero consideramos que nuestro bienestar laboral y las condiciones adecuadas son primordiales para entregar un mejor servicio educativo», afirma Eduardo Figueroa Herrera, otro de los dirigentes sindicales.

Los trabajadores hacen un llamado a la comunidad a colaborar con la difusión de la huelga legal y a comprender que esta movilización no es algo improvisado, sino que ha sido producto de un largo proceso de diálogo sin resultados positivos por parte de la Fundación del Magisterio de la Araucanía.

«Solicitamos (a los medios de comunicación) que nos colaboren en la difusión de la huelga legal, con el fin de que la comunidad conozca que esta movilización no fue algo improvisado, sino que ha sido producto de varias asambleas con las bases sin resultados positivos por parte de la Fundación del Magisterio de la Araucanía», enfatiza Liseth Habert Habert, la tercera dirigente sindical.

Las negociaciones entre el sindicato y la Fundación del Magisterio de la Araucanía se mantienen abiertas, sin embargo, aún no se ha llegado a un acuerdo que ponga fin a la huelga.

Se espera que en los próximos días se retomen las conversaciones con la intención de encontrar una solución que satisfaga las demandas de los trabajadores y permita el retorno a las clases presenciales en el Liceo Técnico Femenino de Concepción.

Comunicado Público