Temporal Desatado en la Región del Biobío: 684 viviendas afectadas y más de mil damnificados. Solo en Arauco hay 400 casas dañadas

Dos alertas meteorológicas mantienen en vilo a la Región del Biobío: precipitaciones de entre 60 y 80 milímetros en menos de 24 horas y vientos de 60 a 80 kilómetros por hora con ráfagas de hasta 90 km/h.

«Estamos viendo afectaciones en distintos puntos de la Región», señaló el ministro (s) de Interior y Seguridad Pública, Manuel Monsalve, quien llegó a la zona para reforzar la gestión de la emergencia. La zona enfrenta dos alarmas, sostuvo Manuel Monsalve: «Una de ellas es la alerta meteorológicas por precipitaciones que continúa hoy, pero que mañana esa alarma se haría efectiva entre miércoles y jueves y eso implica que puedan caer entre 60 y 80 milímetros de lluvia en menos de 24 horas. Y hay una alarma meteorológica por vientos de entre 60 y 80 kilómetros por hora con ráfagas de hasta 90 kilómetros de velocidad. Lamentablemente estamos viendo afectaciones en distintos puntos de la Región». Durante la tarde de este martes hubo alarma de evacuación por la crecida del río Carampangue y en el río Cruces de Laraquete existe un riesgo de desplazamiento de masas de superficie producto de la saturación de los taludes. Además en Curanilahue se declaró la alerta amarilla producto de amenazas de desbordes de los caudales. Existe una interrupción de tránsito en la ruta de la madera, kilómetro 18 por desplazamiento de la superficie. En Carampangue, comuna de Arauco, también está interrumpido el tránsito por acumulación de agua. «La presencia de autoridades nacionales se definió como una línea que fortalece la gestión de las autoridades regionales y para facilitar la toma de decisiones».

El ministro (s) Manuel Monsave, la ministra de OO.PP. Jessica López, La delegada presidencial, Daniela Dresdner y el gobernador regional del Biobío, Rodrigo Díaz en Carampangue.

Las precipitaciones ya han causado estragos: 684 viviendas han sido afectadas, con 3 mil 240 damnificados principalmente en la comuna de Arauco (400 viviendas. Esto significa que cerca de 2.000 personas han tenido que abandonar sus hogares, buscando refugio principalmente con familiares para evitar los albergues municipales.

Las autoridades regionales y nacionales se encuentran en alerta máxima. Durante la tarde del martes se decretó alarma de evacuación por la crecida del río Carampangue y se mantiene el riesgo de desplazamiento de masas de superficie en el río Cruces de Laraquete debido a la saturación de los taludes. En Curanilahue se declaró la alerta amarilla por amenaza de desbordes. Además, hay una interrupción de tránsito en la ruta de la madera (kilómetro 18) por desplazamiento de la superficie y en Carampangue (comuna de Arauco) también está interrumpido el tránsito por acumulación de agua.

En Pichilo, el ministro Monsalve, junto a la ministra de Obras Públicas, Jessica López, y las autoridades regionales, participaron en una sesión del Consejo de Gestión de Respuesta a Desastres (Cogrid) para adoptar decisiones oportunas y proteger a la población del impacto del mal tiempo.

Las autoridades llaman a la población a mantenerse informada y tomar las medidas de precaución necesarias. En caso de emergencia, se debe llamar al fono 133 de Carabineros o al 132 de Bomberos.