Camanchaca en jaque por toma de casi 2 meses del Puerto Coronel: 110 toneladas de choritos y 6.200 de jurel en riesgo de perderse

La toma y bloqueo ilegal del Puerto Coronel, que ya lleva casi dos meses, ha generado un grave impacto en las operaciones de Camanchaca, empresa pesquera con sede en la región del Biobío. La compañía, que produce congelados, conservas de jurel, harina y aceite de pescado para el mercado nacional e internacional, se encuentra en una situación crítica debido a la imposibilidad de exportar sus productos.

«Tenemos 110 toneladas de choritos atrapados en cinco contenedores dentro del puerto», señaló Mario Aguilera Astudillo, gerente de logística y operaciones comerciales de Camanchaca. «No sabemos si las condiciones de almacenamiento han sido las adecuadas y si el producto estará apto para la exportación. Nos arriesgamos a perder toda esa producción.»

La situación es aún más grave con 6.200 toneladas de jurel congelado que la empresa tenía listas para su envío al extranjero. «Solo pudimos cargar 1.200 toneladas en el barco antes del inicio del paro», explicó Aguilera. «Intentamos trasladar la carga restante a otros puertos de la zona, pero la Unión Portuaria, que agrupa a los sindicatos que mantienen tomado el Puerto Coronel, bloqueó los demás terminales regionales para impedir las exportaciones, agravando aún más el problema.»

Las pérdidas para Camanchaca ya superan los US$800 mil y se teme que la cifra siga aumentando. «La disrupción logística es tremenda para quienes operamos en el Biobío», afirmó Aguilera. «Esto tendrá repercusiones graves que hoy son difíciles de estimar, pero lo que sí es seguro es que se habrá dañado la confianza en el país.»

Camanchaca ha hecho un llamado a las autoridades para que tomen medidas urgentes para poner fin al bloqueo del Puerto Coronel. «Hemos realizado múltiples llamados a las autoridades y al Gobierno para que aseguren el orden público y actúen con decisión ante delitos flagrantes», señalaron desde la empresa. «Es necesario que se haga cumplir la ley y el Estado de Derecho para que el puerto pueda retomar su funcionamiento y evitar un agravamiento aún mayor de los impactos.»

La toma del Puerto Coronel no solo está afectando a Camanchaca, sino también a todo el sector exportador de la región del Biobío. Se estima que las pérdidas totales para la economía regional podrían ascender a varios millones de dólares.

Es urgente que se tomen medidas para resolver esta situación lo antes posible y evitar un daño aún mayor a la economía regional y a la imagen de Chile en el extranjero.