Ley de Plásticos de un Solo Uso: Gremios del comercio solicitan postergar implementación por posibles impactos negativos

A solo tres meses de su entrada en vigencia total, la Ley de Plásticos de un Solo Uso, promulgada en 2021 y que busca reducir la generación de residuos y la contaminación ambiental, está generando preocupación en el sector del comercio. Diversos gremios han solicitado al gobierno aplazar la implementación de las medidas más exigentes de la normativa, argumentando falta de preparación y posibles impactos negativos en la economía y el medio ambiente.

Impacto en la industria gastronómica

Uno de los sectores más afectados por la ley es la industria gastronómica. La Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga) estima que la normativa podría generar pérdidas de hasta US$30 millones anuales al sector, principalmente por la obligación de utilizar solo productos reutilizables o compostables. El gremio también ha advertido sobre la falta de proveedores nacionales de estos materiales, lo que obligaría a recurrir a proveedores internacionales con mayores costos y tiempos de entrega.

Preocupaciones de los centros comerciales

La Cámara de Centros Comerciales (CNC) también ha expresado su preocupación por la ley, señalando que la falta de claridad en el reglamento y las inconsistencias en la normativa dificultan su implementación. El gremio coincide con Achiga en la necesidad de postergar la entrada en vigencia de las medidas más exigentes para dar tiempo a las empresas para adaptarse.

Llamado a un enfoque gradual y con mayor análisis

Javier Naranjo, socio del estudio jurídico Jara del Favero, ha hecho un llamado a revisar en profundidad la Ley de Plásticos de un Solo Uso, señalando que la prohibición de productos de un solo uso, sin una adecuada evaluación de su impacto, podría generar consecuencias negativas, como el aumento del consumo de agua en zonas de sequía o el uso de detergentes más contaminantes.

Petición de postergación y alternativas

En vista de las preocupaciones del sector del comercio, la CNC, la CCS, Fedetur, la Cámara de Centros Comerciales y la Asimpres han solicitado al gobierno aplazar por 18 meses la entrada en vigencia de las medidas más exigentes de la ley. Además, proponen incorporar la posibilidad de que los establecimientos puedan entregar para consumo en el local materiales biodegradables, incentivando la innovación en materiales alternativos al plástico.

Respuesta del Ministerio del Medio Ambiente

El Ministerio del Medio Ambiente (MMA) ha defendido la Ley de Plásticos de un Solo Uso, señalando que es una herramienta necesaria para enfrentar la crisis de contaminación por plásticos. El Ministerio ha destacado que la implementación de la ley es gradual y que ya se han visto avances en algunos sectores, como los patios de comida de centros comerciales. Además, ha señalado que la ley contempla sanciones para quienes no la cumplan y que la fiscalización estará a cargo de las municipalidades.

Conclusiones

La Ley de Plásticos de un Solo Uso busca un objetivo noble: proteger el medio ambiente y reducir la generación de residuos. Sin embargo, su implementación está generando preocupación en el sector del comercio, que teme impactos negativos en la economía y el medio ambiente. Se hace necesario un diálogo entre el gobierno, los gremios empresariales y la sociedad civil para encontrar un equilibrio entre la protección del medio ambiente y las necesidades del sector productivo.