Científicos chinos descubrieron clave para que haya vida en Marte: Una planta desértica en condiciones de subsistir en ese planeta

Investigadores del Instituto de Ecología y Geografía de Xinjiang, perteneciente a la Academia China de Ciencias, identificó una especie de musgo desértico, conocido como Syntrichia caninervis, que cuenta con las cualidades necesarias para sobrevivir en las condiciones extremas de Marte. El equipo de investigación se centró en el estudio de este musgo con el objetivo de saber más acerca de la tolerancia de los organismos en ambientes extremos, y su habilidad para sobrevivir y regenerarse bajo condiciones simuladas marcianas, según una información del rotativo local Global Times.

Pero, ¿por qué este descubrimiento podría ser la clave para que haya vida en Marte? Los científicos llevaron a cabo experimentos que comprobaron que el Syntrichia caninervis puede tolerar una deshidratación celular superior al 98 %, sobrevivir a temperaturas de hasta -196 °C sin perecer, resistir más de 5.000 Gy de radiación gamma y recuperarse rápidamente, volviendo a crecer y reverdecer, mostrando de esta manera una gran resiliencia. La investigación reveló que, bajo condiciones marcianas simuladas con múltiples obstáculos, Syntrichia caninervis aún es capaz de sobrevivir y regenerarse una vez que retorna a condiciones adecuadas. El equipo también identificó características únicas de Syntrichia caninervis, entre las que destaca el hecho de que sus hojas superpuestas reduzcan la evaporación del agua, mientras sus puntas blancas de las hojas reflejan la intensa luz solar. Además, el musgo puede entrar en un estado de hibernación metabólica selectiva en ambientes adversos y reunir la energía necesaria para su recuperación una vez que su entorno mejora.

Los expertos planean ahora realizar experimentos en naves espaciales, para estudiar la respuesta de supervivencia y las capacidades de adaptación de la especie bajo microgravedad y diversas adversidades de radiación ionizante. Su objetivo es desentrañar la base fisiológica y molecular del musgo y explorar los mecanismos reguladores clave de la tolerancia a la vida, con la esperanza de que el musgo desempeñe un papel en la colonización del espacio exterior.