Cumbre por la Paz en Ucrania: Presidentes Zelensky y Boric se reúnen en Suiza

El jefe de Estado de Ucrania, Volodimir Zelensky, y su homólogo chileno, Gabriel Boric, se encontraron en Suiza durante la cumbre dedicada a la búsqueda de la paz en Ucrania. Durante su reunión, discutieron sobre los próximos pasos para implementar la «Fórmula de Paz», un documento crucial que contempla diez condiciones para poner fin a la invasión rusa.

Gabriel Boric destacó el compromiso de Chile con la integridad territorial de Ucrania y reafirmó la defensa de la democracia y los derechos humanos como principios fundamentales. «Este es un tema de importancia central para nosotros; el respeto al derecho internacional y los derechos humanos constituyen nuestra principal garantía ante el mundo».

Por su parte, Volodimir Zelensky compartió imágenes del encuentro con Boric y agradeció el apoyo de Chile en la cumbre por la paz global. «Discutimos los resultados esperados de la cumbre y evaluamos los pasos adicionales necesarios para implementar la Fórmula de Paz, así como las oportunidades para fortalecer nuestra cooperación bilateral».

La cumbre, que congrega a más de 90 países en Lucerna, Suiza, fue inaugurada por Zelensky junto a la presidenta suiza, Viola Amherd. En su discurso inaugural, Zelensky hizo un llamado a la multilateralidad y la unidad global basada en los principios de la Carta de las Naciones Unidas para alcanzar una «paz justa» y duradera.

El mandatario ucraniano destacó el significativo progreso alcanzado desde la presentación inicial de la «Fórmula de Paz» en la cumbre del G20 en Bali, seguido de múltiples reuniones preparatorias. Agradeció la participación activa de representantes de 101 países y organizaciones internacionales, anticipando que las discusiones de la cumbre marcarán un paso histórico hacia la paz deseada por todos.

En resumen, la reunión entre Zelensky y Boric en Suiza subraya el compromiso global por encontrar soluciones efectivas para el conflicto en Ucrania, respaldando iniciativas cruciales para la estabilidad internacional y el respeto universal de los derechos humanos.