Biden comunicó a Catar que Gobierno israelí acepta propuesta de tregua en Gaza

El Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, informó este lunes 3 de junio, en una llamada al emir de Catar, Amir Sheikh Tamim Bin Hamad, que Israel estaría de acuerdo con la propuesta de tregua en Gaza para la liberación de los rehenes, a pesar de las críticas mantenidas hasta ahora por el Gobierno israelí. El gobernante norteamericano aprovechó la conversación para pedirle a Catar que utilice su influencia sobre el grupo radical islámico Hamás, para que también dé el visto bueno a la propuesta de alto el fuego.

“El Presidente confirmó la disposición de Israel a seguir adelante con las condiciones que ahora se han ofrecido a Hamás”, detalló la Casa Blanca en un comunicado. «Ambos confirmaron que el acuerdo de alto el fuego integral y liberación de rehenes que está ahora sobre la mesa, ofrece una hoja de ruta concreta para poner fin a la crisis en Gaza”, agregó la nota. Biden aseguró en la llamada que “ésta es la mejor oportunidad para un acuerdo”, y responsabilizó a Hamás de prolongar el sufrimiento de los civiles en Gaza, por su rechazo a liberar a los rehenes capturados desde el sorpresivo ataque a Tel aviv del 7 de octubre pasado.

Hamás «sigue siendo una amenaza»

El portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, dijo en una rueda de prensa que un “conflicto interminable en Gaza en busca de algún tipo de victoria total, no hará que Israel sea más seguro” porque “exacerbará” las tensiones en la Cisjordania ocupada y en la frontera con el Líbano. Según el vocero de la diplomacia estadounidense, el Ejército israelí ya ha logrado desmantelar las capacidades ofensivas de Hamás, de manera que el grupo islamista palestino no podría repetir un ataque contra Israel como el del 7 de octubre del año pasado. Si bien admitió que Hamás sigue siendo “una amenaza” para la seguridad de Israel, porque continúa con el lanzamiento de cohetes contra su territorio, Miller opinó que “no se puede abordar esta situación sólo con una respuesta militar, sino que se necesita una propuesta política”.

Pero Netanyahu no está muy de acuerdo

Netanyahu, quien ha insistido en que quiere una “victoria total” sobre Hamás, evitó sin embargo este lunes comprometerse con la propuesta de tregua, y aseguró que el plan detallado el viernes pasado por Biden estaba incompleto. Según el Presidente estadounidense, Israel habría propuesto a Hamás una primera fase de un alto el fuego de seis semanas, en las que las tropas se retirarían de las áreas pobladas de Gaza y varios presos palestinos quedarían excarcelados a cambio de la liberación de las mujeres, ancianos y heridos secuestrados. La segunda etapa consistiría en el final permanente de las hostilidades y la liberación del resto de rehenes, mientras que la tercera y última fase se dedicaría a la reconstrucción de Gaza.

La propuesta ha despertado el rechazo de los socios de coalición ultraderechistas de Netanyahu, que lo consideran una capitulación ante Hamás. El plan de Biden “es una oferta de derrota”, dijo el ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, que ha amenazado con abandonar el Ejecutivo si el primer ministro acepta la tregua. El ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, dijo además que ha ido dos veces a la oficina de Netanyahu para estudiar la propuesta y no le han dejado verla.