Coordinadora Arauco Malleco (CAM): El juicio contra Llaitul estuvo “viciado y previamente resuelto»

* La CAM, en declaración pública referida a la condena impuesta por la justicia a Héctor Llaitul, manifestó que «no es éste el momento en que nos verán bajar los brazos”, y denunció que el líder de la organización radical mapuche enfrentó un juicio «viciado y previamente resuelto». Asimismo, condenó los aplausos que el veredicto recibió recibió de parte de «los pseudo progres del Gobierno de Gabriel Boric».

Ante la condena de 23 años que ha recaído sobre Héctor Llaitul Carrillanca, la organización emitió una declaración pública que fue publicada en las redes sociales de Radio Kurruf, medio de comunicación que se define como “un espacio radial autónomo, nacido bajo la lluvia y levantado por el viento del Wallmapu». El documento está dirigido «a nuestro pueblo nación mapuche, a las comunidades en digna resistencia y a la opinión pública en general», y recuerda que “hace más de 25 años, como comunidades mapuche en distintos procesos de recuperación y resistencia, nos organizamos bajo un lineamiento político estratégico de carácter cultural y militar, para hacer frente al avance de la expansión forestal en territorio mapuche”.

«En este período» -continúa la declaración-  “nuestra organización ha instalado una idea en nuestro pueblo de reconstruir, de resistir y de fortalecer la identidad y dignidad mapuche, actuando bajo una ética revolucionaria, sin tener absolutamente ninguna vinculación con la muerte de ninguna persona”. Afirman también que los Órganos de Resistencia Territorial (ORT) “de manera autónoma, han actuado respetando y siguiendo el lineamiento estratégico militar de la CAM”. Luego acusa que “la condena hacia el werken Héctor Llaitul fue orquestada minuciosamente por los diferentes poderes del Estado, los conglomerados económicos, en absoluta complicidad con los medios de prensa hegemónicos”, que hicieron “una condena política hacia el movimiento mapuche autonomista, hacia la ideología de liberación nacional mapuche y, hacia él en particular, debido a su rol histórico de vocero de la CAM”.

CAM: Queda en evidencia la «persecución política»

La persecución política queda en evidencia, según la CAM, “con los 15 años de condena por apología a la violencia, a partir de la Ley de Seguridad Interior del Estado, ley creada para perseguir a quienes se levantaban contra el régimen impuesto y que fue fortalecida, y es herencia también de la dictadura militar chilena”. Llaitul -dicen- “ha sido condenado en una causa judicial que fue iniciada en el gobierno fascista de Sebastián Piñera, con intervención de personajes tan nefastos como, por ejemplo, Luis Hermosilla”. Además, acusan que el juicio estuvo “viciado y previamente resuelto”, debido al rol de querellantes de las forestales y el gobierno de turno, “quienes no solamente pusieron a disposición estrategias tan nefastas como es el uso de testigos protegidos, sino que, también, alardearon desvergonzadamente haber obtenido una victoria con este veredicto condenatorio”.

La reciente «condena política, que ha sido aplaudida por los fascistas de ultraderecha y los pseudo progres del Gobierno de Gabriel Boric, busca volver “nuestro legítimo derecho de rebelión y autodefensa como una serie de actos de carácter criminal. Dejando fuera todo el sustento histórico y cultural que sostiene nuestra postura, y favoreciendo de paso la continuidad y expansión del modelo capitalista y su consecuente explotación extractivista en Wallmapu. Como CAM manifestamos nuestro absoluto respaldo hacia nuestro werken”. El texto del documento continúa con las siguientes palabras: «Como comunidades en procesos de recuperación y resistencia, como Lof y familias mapuche, nos mantendremos firmes en nuestros procesos. No nos dejaremos amedrentar con sus políticas represivas y sus discursos de odio y racismo contra nuestros weichafe y nuestra gente”. Y concluye así: «La organización ha asumido un fuerte compromiso con la lucha por recuperar nuestro territorio ancestral, y no es éste el momento en el que nos verán bajar los brazos. Seguimos en la senda del weichan para conseguir el territorio y la autonomía para nuestro pueblo nación mapuche”.