La Armada de Chile no sancionará al marino Luis Arévalo por sus sentidas palabras en el funeral de su hermano

La Armada de Chile ha decidido no tomar medidas disciplinarias contra el funcionario naval Luis Arévalo, quien durante el funeral de su hermano, el suboficial mayor de Carabineros Sergio Arévalo, víctima del triple homicidio en Cañete, dirigió sentidas palabras al Presidente de la República, Gabriel Boric, expresando su dolor y cuestionando la falta de medidas frente a la violencia que afecta a las fuerzas de seguridad.

El Ministerio de Defensa también confirmó la adopción de esta medida.

Las palabras de Arévalo, quien con profunda tristeza cuestionó «¿Cuántos camaradas más deben partir para que se tomen medidas? Señor Boric (…) debajo de los uniformes de todas las Fuerzas Armadas, hay seres humanos», generaron un amplio debate y diversas opiniones.

Desde la Armada se enfatizó que comprenden el profundo dolor del marino y que, por lo tanto, «no se tomará ninguna medida disciplinaria. Sus palabras surgieron del dolor y la pérdida de un ser querido». Se destacó que sus declaraciones se produjeron en un contexto muy particular, durante el funeral de un familiar directo y en medio del dolor de la ceremonia fúnebre.

Además, fuentes del Gobierno informaron que desde Presidencia se solicitó que no se tomaran medidas disciplinarias contra el marino Arévalo, entendiendo la naturaleza de sus palabras y el contexto en que fueron pronunciadas.

Esta decisión de la Armada ha sido recibida con diversas reacciones, con algunos sectores que la respaldan por la empatía y comprensión hacia el dolor del marino, mientras que otros consideran que se debería haber aplicado algún tipo de sanción por cuestionar públicamente al Presidente de la República.

Sin duda, este caso ha generado un debate importante sobre el rol de las fuerzas de seguridad en el contexto actual de violencia, así como la sensibilidad y comprensión que se debe tener hacia los funcionarios que enfrentan situaciones tan difíciles como la pérdida de un compañero.