Pilar de la Botánica Chilena: El Herbario de Concepción celebra su primera Centuria

En el corazón de Concepción, un tesoro invaluable se guarda celosamente: el Herbario, una colección botánica que alberga más de 5.800 especies de flora chilena, desde los Andes hasta las islas más australes. Este año, el Herbario celebra un siglo de historia, investigación y conservación, consolidándose como un referente fundamental para el estudio y preservación de la biodiversidad del país.

Un viaje a través del tiempo:

Constituido en 1924 por iniciativa del médico y botánico Alcibíades Santa Cruz, el Herbario ha crecido gracias al trabajo incansable de académicos, investigadores y estudiantes de la Universidad de Concepción. Desde sus inicios en el antiguo Instituto de Botánica, hasta su actual ubicación en la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas, el Herbario ha sido testigo del avance de la ciencia botánica en Chile.

Un tesoro invaluable:

Hoy, el Herbario alberga una colección de plantas vasculares, criptógamas y hongos que representa la riqueza florística de Chile. Entre sus ejemplares se encuentran tipos, piezas únicas que sirvieron de base para la descripción de nuevas especies. Esta colección no solo es un recurso invaluable para la investigación científica, sino también un patrimonio cultural que nos permite conocer y apreciar la diversidad de la flora chilena.

Un legado para las futuras generaciones:

El Herbario ha sido fundamental para el desarrollo de la botánica en Chile. Gracias a sus colecciones, se han realizado numerosas investigaciones que han permitido comprender mejor la distribución, ecología y evolución de las plantas chilenas.

Más allá de la ciencia:

El Herbario no solo se limita a la investigación científica, sino que también busca acercar la botánica al público en general. A través de exposiciones, talleres y actividades educativas, el Herbario busca fomentar la conciencia ambiental y la appreciation por la flora nativa.

Un futuro brillante:

El Herbario se enfrenta a nuevos desafíos en el siglo XXI, como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Sin embargo, el compromiso de sus investigadores y la pasión por la botánica que los une aseguran que el Herbario seguirá siendo un referente fundamental para la conservación y el estudio de la flora chilena durante las próximas generaciones.

Un llamado a la acción:

El Herbario invita a toda la comunidad a conocer este tesoro invaluable y a unirse a la tarea de proteger la flora chilena. A través de la educación, la investigación y la colaboración, podemos asegurar que este legado perdure por muchos años más.