Carlos Antihuen, el imputado al que los carabineros iban a controlar antes de ser asesinados

* En la madrugada del sábado 27 de abril, al momento del ataque, los tres carabineros asesinados se dirigían a la casa de Carlos Antihuen, quien estaba en arresto domiciliario desde el 30 de agosto del 2023, en una causa por posesión, tenencia y porte ilegal de munición. El imputado tenía también antecedentes por infracción a la Ley de Drogas. En sus redes sociales tiene mensajes alusivos a la causa mapuche, como una caricatura en su foto de perfil donde un indígena aparece presionado por un carabinero, o una imagen (de hace dos años) con el mensaje: “Si uno cae, diez se levantan. Venganza por cada asesinato a manos del Estado, weichafes asesinados presentes”.

Una de las pistas en la investigación por el asesinato de tres policías uniformados, ocurrido la madrugada del sábado 27 de abril cerca de Cañete, en la Región del Biobío, es el lugar hacia donde se dirigían los efectivos Carlos Cisterna, Sergio Arévalo y Misael Vidal, al momento de ser emboscados por desconocidos. Según ha podido establecer la Fiscalía, en las labores de patrullaje que realizaban en la camioneta Nissan Navara, se dirigían a hacer un control de medidas cautelares al domicilio de un imputado. Se trata de Carlos Antihuen, quien estaba cumpliendo arresto domiciliario desde el 30 de agosto del 2023, en una causa por porte de armas e infracción a la Ley de Drogas. Según las indagatorias -señaló Radio BioBío- viajaban por la ruta P-72-S desde Cañete y con dirección al sur a la caleta pesquera de Quidico.

En el sector de Antiquina, donde vive el imputado, entraron por un camino secundario poco transitado y, tras avanzar 5 kilómetros, se habrían encontrado con un portón cerrado. Se desconoce por qué los uniformados se bajaron del vehículo blindado, lo que era ajeno al protocolo. Pero en ese momento habrían sido atacados con armas por los desconocidos. Según la autopsia, fallecieron por impactos de bala en rostro y tórax. Luego la camioneta fue trasladada nuevamente a la ruta principal, donde fue quemada con los cuerpos en el pick up. Una de las teorías que se investiga es si hubo alguna advertencia de que los carabineros seguirían ese camino, ya que habrían realizado la misma diligencia en ocasiones anteriores.

¿Quién es Carlos Edgardo Antihuen Riquelme? Nació en Cañete el 16 Junio de 1986 (37 años). Es hijo del pescador artesanal Pascual Antihuen Garrido, quien tiene una parcela en el sector de Antiquina, y de Elisabeth Riquelme Bernas. Es hermano de Rodrigo Antihuen, dirigente sindical de los pescadores artesanales de la zona. Carlos Antihuen estudió en el Liceo Carampangue de Arauco. Ha trabajado en labores de packing de frutas en la zona central, Rengo y Los Andes. Estaba formalizado desde el 30 de agosto del 2023, en una causa por posesión, tenencia y porte ilegal de munición. El imputado tenía también antecedentes por infracción a la Ley de Drogas, y cultivo de marihuana. En sus redes sociales -Instagram y Facebook- tiene mensajes alusivos a la causa mapuche, como una caricatura en su foto de perfil donde un indígena aparece presionado por un colonizador español, y un carabinero con el mensaje -en mapudungun-, que dice: “Antiguamente y actualmente existimos y luchamos”.

En otra imagen, de hace dos años, se ve una estrella mapuche en un fondo negro con el mensaje: “Si uno cae, diez se levantan. Venganza por cada asesinato a mano del Estado, weichafes asesinados presentes”. Según La Tercera, la PDI ha intentado dar con el paradero de su vehículo, una camioneta roja. El atentado ocurrió en una zona donde actúa el grupo radical Resistencia Mapuche Lafkenche (RML), dedicado principalmente al robo de madera y entre cuyos líderes hay no mapuches. Hasta este martes 30 de abril ninguna organización se había atribuido la autoría del crimen. El ataque ocurrió luego de que fuera declarado culpable el líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, por infracciones a la Ley de Seguridad del Estado y otros delitos. También, después de que en marzo fuera enviado a prisión preventiva el ex novicio jesuita Luis García Huidobro, por un atentado reivindicado por la Weichan Auka Mapu (WAM), afiliación que él rechaza.

La Fiscalía tampoco ha descartado que los móviles puedan provenir de descolgados de esas organizaciones, o de otros grupos criminales ajenos a la causa mapuche, vinculados al narcotráfico o al robo de vehículos. La ruta P-72-S que une Cañete con Tirúa es una de las áreas más peligrosas de la Macrozona Sur, donde se han registrado numerosos atentados incendiarios. Todo apunta a que el vehículo policial emitió su última señal de GPS en la costa de Quidico. Hasta antes de 2010 era una tranquila caleta de pescadores y una zona turística al sur del Biobío. Con 40 kilómetros de playas, era frecuentada por los habitantes de Cañete y en general por personas de la Provincia de Arauco. Sin embargo esto cambió con el recrudecimiento del conflicto mapuche, en que se han registrado más de 70 inmuebles quemados en el sector sólo entre 2020 y 2022.

En mayo de 2022, el grupo radical Resistencia Mapuche Lavkenche (RML) se adjudicó un ataque armado al retén policial de Quidico, y la quema del hotel Curef ubicado a pocos metros. La zona cuenta con baja presencia de Carabineros y Bomberos, así como con problemas en los servicios de comunicaciones, telefonía e internet y largos cortes de luz.
El comercio se encuentra tapado con maderas, y para los vecinos -1.189 habitantes, según el último Censo- se ha vuelto habitual escuchar ráfagas de disparos en las noches, pese a que en la zona hay Estado de Excepción. (Artículo publicado por el medio Ex-Ante, el martes 30 de abril de 2024).