La casa de Gonzalo Rojas en Chillán: Faro de la cultura chilena y latinoamericana se convierte en Monumento Histórico

El Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) declaró definitivamente la casa del poeta Gonzalo Rojas como Monumento Histórico. El inmueble está situado la calle El Roble 1051, de la capital de Ñuble, una residencia que fue la última morada del poeta en Chillán. La casa representa un hito crucial en su trayectoria y en la historia cultural del continente.

Gonzalo Rojas, nació en Lebu, vivió en Concepción y Chillán. En esta última ciudad residió los últimos de su vida.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es GONZALO-ROJAS.jpg

Más que un simple edificio, la casa de Rojas se erige como un testimonio vivo de su vida y obra. Entre sus muros transcurrieron momentos que marcaron profundamente tanto su poesía como la memoria colectiva, incluyendo el otorgamiento del Premio Nacional de Literatura en 1992 y el Premio Miguel de Cervantes en 2003.

La construcción, de estilo ecléctico y libre, lleva el sello inconfundible del propio poeta, quien la diseñó en gran parte sin la intervención de planos ni arquitectos. Rojas plasmó su visión creativa en cada rincón, creando espacios únicos que reflejan su espíritu poético y su profunda conexión con la naturaleza.

Tras el fallecimiento de Rojas en 2011, la propiedad pasó a manos del Estado chileno, quien, consciente de su invaluable valor cultural, decidió convertirla en un centro cultural. Con este objetivo, la casa fue entregada en Concesión de Uso Gratuito a la Corporación Cultural Municipal Gonzalo Rojas, quien actualmente administra el inmueble y lo mantiene abierto al público.

La ministra de Bienes Nacionales, Marcela Sandoval, destacó la importancia de este espacio para el mundo cultural. «Siempre es importante destacar a la cultura por cuanto es la base de la identidad de los pueblos», señaló. «Lo que se declara hoy es parte de nuestra intención: reconocer, administrar, gestionar y proteger el patrimonio fiscal –y en este caso- patrimonio cultural de todas las chilenas y chilenos».

Por su parte, la subsecretaria del Patrimonio Cultural y presidenta del CMN, Carolina Pérez, enfatizó el valor de este reconocimiento. «Estamos muy contentas de poder realizar este reconocimiento tan importante a nivel regional y nacional en el marco de la semana del libro y la lectura», afirmó. «La protección de este inmueble como Monumento Histórico permitirá que las generaciones puedan conocer la obra de uno de los poetas más influyentes de las últimas décadas en un espacio abierto cultural abierto a la comunidad».

La declaratoria de la casa de Gonzalo Rojas como Monumento Histórico representa un paso fundamental para preservar y difundir el legado de este gran poeta. Este espacio cultural se convierte en un punto de encuentro para las nuevas generaciones, quienes podrán conocer de cerca la vida y obra de uno de los pilares de la literatura chilena y latinoamericana.

Más allá de su valor arquitectónico e histórico, la casa de Gonzalo Rojas se convierte en un símbolo de la trascendencia de la palabra poética y en un recordatorio de la capacidad del arte para conmover, inspirar y enriquecer el alma humana. Su legado seguirá resonando en el corazón de Chile y Latinoamérica, invitándonos a reflexionar sobre la belleza del lenguaje, la profundidad del ser humano y el poder transformador de la cultura.