Pesquero chino abordado e interceptado por armada argentina: flagrancia de pesca ilegal en aguas del vecino país

La embarcación infractora mostró resistencia durante varias horas a las órdenes de la Corbeta Espora y el Patrullero Oceánico Cordero de la Armada Argentina para ser abordada y dirigida a puerto para su inspección.

En una operación sin precedentes, la Armada Argentina interceptó un buque chino que pescaba ilegalmente dentro de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) del país. La embarcación, que se encontraba a solo 12 millas náuticas de la costa, mostró resistencia durante horas a las órdenes de las fuerzas argentinas.

Finalmente, en la mañana hoy miércoles, el barco, aún sin nombre oficial, fue abordado por inspectores de la Subsecretaría de Pesca de la Nación. Este hecho pone de relieve la grave problemática de la depredación ilegal de especies marinas en aguas argentinas, principalmente por parte de buques chinos.

Argentina enfrenta una seria depredación de especies marinas, como el calamar y la merluza negra, por parte de embarcaciones extranjeras, en su mayoría de bandera china, que operan en el suroeste del Atlántico. Esta área, vital para el desove y la alimentación de aves y mamíferos marinos, como la ballena franca austral, se encuentra a unos 500 kilómetros al este del Golfo San Jorge, en los límites de la ZEE argentina.

Ilegales y Deptredadores

La actividad de los buques chinos en esta área ha aumentado significativamente en los últimos años, pasando de 61,727 horas por cada 500 kilómetros cuadrados en 2013 a 384,046 horas en 2023, según datos de Global Fishing Watch. Este esfuerzo pesquero se monitorea a través de sistemas de identificación automática de buques, aunque a veces estos son apagados para ingresar ilegalmente a las aguas argentinas.


La semana pasada, se descubrió que el buque pesquero Tai An, perteneciente a la empresa Prodesur, había capturado ilegalmente un importante cargamento de merluza negra. Este hecho llevó a que el Gobierno de Buenos Aires, a través de la Subsecretaría de Pesca, decomisara cerca de 140 toneladas de esta especie, valoradas en aproximadamente 2,500 millones de pesos, que serán destinados al Fondo Nacional Pesquero (Fonape).

Diezmar aguas argentinas:

  • Especies afectadas: calamar, merluza negra.
  • Zona crítica: suroeste del Atlántico, vital para el desove y la alimentación de fauna marina.
  • Aumento de la actividad ilegal: 384.046 horas en 2023 vs. 61.727 horas en 2013.
  • Evasión: apagado de sistemas de identificación automática.

Caso Tai An:

  • Decomiso: 140 toneladas de merluza negra.
  • Valor: 2.500 millones de pesos.
  • Destino: Fondo Nacional Pesquero (Fonape).

Un llamado a la acción:

  • Proteger los recursos marinos: patrimonio natural y fuente de trabajo.
  • Fortalecimiento de la vigilancia y control: garantizar la soberanía argentina.
  • Sanciones ejemplares: disuadir la pesca ilegal y proteger el ecosistema.