Transbank en jaque: recurso de protección de Lotería bloquea venta de empresa de pagos con tarjeta

La venta de Transbank, la empresa líder en medios de pago de Chile, se encuentra en un limbo debido a dos acciones legales que cuestionan su esquema tarifario y, por ende, su valor.

El primer desafío proviene de la Lotería de Concepción. Esta entidad interpuso un recurso de protección contra Transbank, argumentando que la red de adquirencia aplica tarifas «arbitrarias e ilegales». La Corte de Apelaciones de Concepción ya acogió el reclamo, lo que ha generado incertidumbre sobre el futuro tarifario de Transbank y su impacto en su precio de venta. Ell propio tribunal de alzada penquista argumentó que el esquema tarifario comunicado por la red de adquirencia “constituye un acto arbitrario e ilegal, debiendo regir entre las partes el sistema tarifario originalmente pactado entre ellas, en tanto no se encuentre aprobado por resolución firme del H. Tribunal de la Libre Competencia un nuevo sistema tarifario que cumpla con las exigencias establecidas en la normativa pertinente”. Este fallo hoy afecta el precio de venta de Transbank.

Pero este no es el único obstáculo. En diciembre de 2022, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) presentó un recurso de queja ante la Corte Suprema en contra de los ministros del Tribunal de la Libre Competencia (TDLC). La FNE argumenta que el TDLC no acogió a tramitación la solicitud de cumplimiento forzoso de un fallo previo de la Corte Suprema que ordenaba cambios al sistema tarifario de Transbank.

Ambas acciones legales se encuentran en la Tercera Sala de la Corte Suprema y aún no tienen un fallo definitivo. Todavía, después de casi tres meses, permanece pendiente la resolución Sin embargo, expertos coinciden en que podrían tener un efecto negativo en el precio de venta de Transbank, ya que ponen en duda la sostenibilidad de su actual modelo tarifario.

Esta situación ha generado dudas entre los accionistas de Transbank, entre los que se encuentran Banco de Chile (26,16%), Santander (25%), Scotiabank (22,69%), Itaú, BCI y BancoEstado (8,72% cada uno), Banco Falabella, Internacional, BICE, Security (18 acciones cada uno) y JP Morgan (10 acciones).

La decisión de cada uno de estos actores de mantener o no su participación en Transbank será crucial para determinar el precio final de venta. Además, si un banco decide permanecer en la compañía, aunque sea con una sola acción, deberá hacerlo como una «sociedad de apoyo al giro bancario», lo que limita su capacidad para desarrollar nuevos negocios y podría afectar su valor.

Para aquellos bancos que no cuentan con una red de adquirencia propia, como Banco de Chile, salir completamente de Transbank podría significar buscar un nuevo proveedor para este servicio, lo que añade complejidad a la decisión.

En definitiva, el futuro de Transbank pende de un hilo mientras se resuelven las acciones legales en su contra y sus accionistas evalúan su participación en la compañía. La sombra de la incertidumbre se cierne sobre la empresa líder en medios de pago de Chile.