La Roja inicia su viaje a Europa con incorporaciones y bajas, Caso Altamirano

Entrenamiento con sabor a Europa: La selección chilena comenzó su concentración en suelo europeo con miras al crucial partido del viernes ante Albania (16:45 horas). La primera práctica contó con la presencia de Mauricio Isla, Víctor Dávila y Gabriel Suazo, quienes se entrenaron bajo la atenta mirada del nuevo director técnico, Ricardo Gareca.

Bajas importantes: La sombra de las lesiones acecha a «La Roja». Javier Altamirano, volante de Estudiantes de La Plata, sufrió convulsiones el pasado domingo durante el partido ante Boca Juniors, quedando descartado para el proceso eliminatorio. El jugador se encuentra estable y bajo observación, a la espera de nuevos exámenes médicos este lunes.

Diego Valdés también podría ser baja. El mediocampista abandonó lesionado el clásico mexicano entre América y Chivas de Guadalajara, y medios mexicanos aseguran que no viajará a Europa para unirse al equipo.

Erick Pulgar también enciende las alarmas. El jugador salió con molestias físicas a los 67 minutos del mismo encuentro y ya venía arrastrando problemas durante la semana, lo que puso en duda su viaje a Europa. «Abandonó con grandes dolores. Su viaje a la selección chilena es incierto», informó Globoesporte.

Posibles refuerzos: A pesar de las bajas, también hay buenas noticias. Alexander Aravena, delantero de la Universidad Católica, sería convocado a la selección, según confirmó su entrenador interino. En tanto, Ben Brereton, jugador del Sheffield United, también se sumaría al equipo, a pesar de no haber sido incluido en la lista inicial.

Brereton, una sorpresa: La convocatoria del delantero inglés ha generado sorpresa, ya que una de las «exigencias» de Gareca era que dominara el idioma español.

Caso Altamirano:

Hugo Montenegro, líder del equipo médico de Estudiantes de La Plata, entregó un parte tranquilizador sobre la salud de Javier Altamirano. «Ya está bien, se determinó que fue una convulsión. Se le realizaron estudios y la tomografía descartó cualquier problema grave», afirmó. «De ahora en más quedará en observación y se le harán nuevos estudios para determinar la causa», añadió. Montenegro recalcó que Altamirano «no tenía antecedentes» de este tipo de episodios.

La Roja inicia una nueva etapa con Gareca al mando, y lo hace con la mira puesta en el crucial partido ante Albania. Las lesiones son un obstáculo a superar, pero también hay margen para nuevas incorporaciones que podrían fortalecer al equipo.