Andrés Solimano aborda balance económico del segundo año de Boric y los tres meses de Milei en Argentina

* Andrés Solimano es doctor en Economía del Massachusetts Institute of Technology (MIT) en Estado Unidos. Fue director de Países Andinos en el Banco Mundial y director ejecutivo por Chile en el Banco Interamericano de Desarrollo. Actualmente es asesor regional de la CEPAL.

Ha publicado ampliamente sobre crecimiento económico, desarrollo, globalización, economía política, reforma económica, distribución del ingreso, migraciones internacionales y macroeconomía.

En un nuevo análisis económico nacional e internacional, el destacado economista, Andrés Solimano, abordó lo que han sido los dos primeros años del Gobierno del Presidente Gabriel Boric y los primeros 90 días del Mandatario argentino, Javier Milei, en materia económica. Apuntando a índices centrales de desempeño, y al revisar la calidad de las reformas económicas en ambos países, Solimano manifestó que dentro de los indicadores totales del crecimiento económico de Chile se constata una cifra menor con un 2,3% en el 2022 y prácticamente igual a 0% en el 2023, lo que expresa un promedio de un 1% de crecimiento.

Precisó que en Chile ese porcentaje anual ha tendido a ser similar a un 0,9%, por lo cual el incremento de esta cifra es leve, e inferior con respecto al registro de otras décadas. El Gobierno de Boric decidió realizar una ajuste económico al comenzar su mandato, dado el panorama que se generó tras la pandemia y que se tradujo en un alto déficit fiscal. La estrategia del Ejecutivo contempló disminuir en un 25% el gasto público y subir las tasas de interés, lo que ha permitido “bajar la inflación y contar con un crecimiento moderado (frugal)”, sostuvo el economista.

Reformas estructurales lentas

Andrés Solimano, respecto a las reformas estructurales indicó que no es demasiado lo que se ha avanzado. No obstante, se han aprobado algunas «baterías» en el área laboral que son interesantes, como la jornada de 40 horas, la política gradual de salario mínimo y otras mejoras en algunos programas laborales. Sin embargo, planteó que en las reformas estructurales se ha ido lento y se le ha hecho cuesta arriba al Gobierno. Ejemplo de ello ha sido la reforma tributaria, la que partió con una meta de 8% del PIB y que se ha reducido considerablemente. El economista indicó que pese a las iniciativas laborales, los cambios se engloban más bien en una administración del modelo actual.

Baja la inflación en Argentina

En el caso de Argentina el Gobierno de Milei con la Coalición La Libertad Avanza, partió con un ajuste muy fuerte del tipo de cambio, dijo Solimano, que influye en todos los insumos importados, alterando toda la estructura de precios, y por ende, en el valor de bienes de primera necesidad, lo que se acompaña además, de un recorte de obras públicas total. Este tarifazo no ha ido en aumento de salarios en sectores tanto público como privado, lo que ha producido una fuerte compresión de los salarios reales, explicó Andrés Solimano. Por otro lado, el dólar paralelo o blue no ha subido significativamente y la inflación ha bajado, pero no aún del 20%, aunque se anuncia que alcanzará a un dígito en el segundo semestre de este año, indicó Solimano.

En relación a las reformas, el manejo de la política económica de Milei ha sido complejo, observó Solimano, expresado en las dificultades que han existido para llegar a acuerdos con los gobiernos federales, a lo que se suman varias huelgas importantes. “Hay una situación social complicada tanto con las provincias como con el parlamento, no pudiendo lograr apoyo el gobierno de Javier Miley”, concluyó el economista.