Ucrania rechaza el poco atinado consejo del Papa sobre un acuerdo con Rusia: «Nadie en su sano juicio negoció con Hitler en la II Guerra mundial»

Visita de Zelenski al Vaticano, mayo-2023.

La respuesta de Ucrania a las declaraciones del Papa Francisco sobre la necesidad de negociar con Rusia ha sido elocuente, digno, directo, contundente y terminante. La Embajada ucraniana ante la Santa Sede, en respuesta al Papa argentino, emitió un comunicado en duros términos a través de redes sociales, recordando la importancia de la coherencia histórica y comparando la situación actual con la Segunda Guerra Mundial. Lo anterior deja al descubierto el escaso tino del Papa argentino en materia de relaciones internacionales, sobre todo con un país agredido como es Ucrania.

«¿Alguien en su sano juicio habría considerado negociar la paz con Hitler?», se pregunta la Embajada. «La lección es clara: para acabar con la guerra, hay que enfrentar al enemigo con determinación».

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, también respondió con firmeza: «Nuestra bandera es amarilla y azul. Esta es la bandera por la que vivimos, moriremos y triunfaremos. Nunca levantaremos otras banderas».

La Santa Sede, por su parte, aclaró que las palabras del Papa no se referían a una rendición, sino a una negociación. Matteo Bruni, portavoz del Vaticano, explicó que la «bandera blanca» mencionada por Francisco simboliza el cese de hostilidades para iniciar un diálogo.

En su entrevista, el Papa también abordó los conflictos en Ucrania y Gaza, insistiendo en la importancia de la negociación como alternativa al «suicidio de un país». Además, denunció el papel de la industria armamentística en las guerras, calificándolo como un «pecado colectivo».

Las palabras del Papa Francisco reiteran su llamado a la paz y su compromiso con la resolución pacífica de los conflictos. Sin embargo, la respuesta de Ucrania pone de relieve la complejidad de la situación y la dificultad de encontrar una solución negociada mientras el agresor continúa su ataque.