¡Así se hace!: Veintidós «hinchas» colocolinos con prohibición de por vida de ingresar a espectáculos deportivos en Argentina

Veintidós «hinchas» del club de fútbol Colo Colo, de Chile, tendrán prohibido de por vida el ingreso a espectáculos deportivos en Argentina, tras los sucesos ocurridos en Mendoza el pasado 22 de febrero, después que finalizara el partido de fútbol de Copa Libertadores jugado contra el Godoy Cruz. Según informó este miércoles 28  el Ministerio argentino de Seguridad en un comunicado, los 22 sujetos que fueron detenidos aquel día, cuyos nombres publicó la cartera, se vieron involucrados en «violentos hurtos, alteración del orden público y abuso sexual agravado».

«Estos lamentables hechos, que incluyeron robos agravados en banda, daños a la propiedad, y abuso sexual con acceso carnal a una ciudadana argentina que se encuentra bajo investigación», llevaron a tomar medidas en el marco del programa denominado ‘Tribuna Segura’, que «busca garantizar un ambiente seguro y libre de violencia en los estadios». Otros detenidos fueron también acusados por la tenencia de armas blancas. Según la fuente, se solicitó ante Migraciones la expulsión y prohibición de futuro ingreso al país a esos seguidores del «Cacique».

El encuentro en el que Colo Colo logró un valioso triunfo como visitante por 0-1 ante Godoy Cruz, por la ida de la fase 2 de la Copa Libertadores de América, tuvo una antesala llena de disturbios. En los prolegómenos del encuentro aconteció una feroz batalla entre los propios simpatizantes «albos», en el mismo centro de Mendoza, lo que hizo que la contienda se viviera en un ambiente enrarecido. Debido a la cercanía entre Santiago de Chile y Mendoza, más de 15 mil chilenos cruzaron la cordillera andina para acompañar a su equipo en el duelo de la Libertadores. Y por si ello fuera poco, en el bus en que viajaban fue encontrada droga y armas blancas.

Todo esto afectará mucho a los seguidores del «Tomba», ya que la serie que finaliza este jueves, con la disputa de la vuelta en Santiago de Chile, será con un aforo reducido de 43.000 a 30.000 personas. Las autoridades chilenas informaron que esto se debe a la imposibilidad de contar con efectivos policiales suficientes. Esto provocó que los mendocinos tengan a disposición únicamente 2.200 entradas (2.000 populares y 200 plateas).