Inversión Inédita: GORE Biobío destina $2.500 millones en el Parque Museo Pedro del Río Zañartu

Javiera Matus, directora del Museo e Iván Valenzuela, gobernador (s). El museo recibe al año 300 mil los visitantes.

Un hito histórico marca el futuro del Parque Museo Pedro del Río Zañartu en Hualpén, gracias a la inversión de más de $2.500 millones aprobada por el Consejo Regional del Biobío. Esta inyección de recursos busca revertir el abandono histórico que ha sufrido este espacio patrimonial durante más de 80 años, consolidándolo como un santuario de la naturaleza y un pulmón verde para la intercomuna.

Más de 30 mil visitantes han disfrutado del parque en lo que va del año, y esta inversión permitirá potenciar aún más su oferta, fortaleciendo los equipos de trabajo, la mantención de áreas verdes, senderos y jardines, y la creación de una programación de actividades enfocada en la educación medioambiental.

Iván Valenzuela, Gobernador regional (s) del Biobío, destacó el cambio radical en el presupuesto del parque: «Hace algunos años, solo contaba con $200 millones. Ahora, con esta inversión histórica de $2.500 millones, podremos consolidar el trabajo realizado por la nueva gobernanza y proyectar el parque para las próximas generaciones».

Javiera Matus, directora ejecutiva del Parque Museo, valoró el compromiso de las autoridades: «Es un hecho histórico que reafirma la importancia de este patrimonio cultural, histórico y natural. Podremos seguir trabajando para desarrollar el parque, proteger su bosque nativo, humedales, flora y fauna, y poner en valor la Casona».

Un llamado a la comunidad

El Parque Museo Pedro del Río Zañartu es un espacio único que invita a la comunidad a disfrutarlo y cuidarlo. «Es un lugar histórico y patrimonial que ha recibido más de 300.000 visitantes en el año anterior. Por ello, es importante apoyarlo, visitarlo y, sobre todo, protegerlo», mencionó Iván Valenzuela.

Un parque con historia y biodiversidad

El Parque Museo Pedro del Río Zañartu es un parque nacional desde 1966; su casa y jardines adyacentes son monumento histórico nacional desde 1976 y forma parte del Santuario de la Naturaleza Península de Hualpén. En su interior alberga diversos cuerpos de agua, como el humedal Laguna Verde, desembocadura de playa y río, y recientemente se ha sumado un nuevo humedal a su patrimonio natural.

Esta inversión histórica marca un nuevo comienzo para el Parque Museo Pedro del Río Zañartu, transformándolo en un espacio próspero para la cultura, la educación ambiental y la protección del patrimonio natural y ecológico más importante de la región del Biobío.