Constituido con 9 integrantes Comité de Seguimiento y Participación del Plan de Búsqueda de Víctimas de la Dictadura

El ministro de Justicia, Luis Cordero, encabezó la ceremonia de constitución del Comité de Seguimiento y Participación del Plan Nacional de Búsqueda de las víctimas de desaparición forzada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), instancia mandatada para conocer, asesorar y hacer recomendaciones para la implementación del mismo.

Durante la cita se presentó a sus nueve integrantes y se les entregaron los antecedentes respecto a las labores ya ejecutadas por la inédita iniciativa decretada por el Presidente Gabriel Boric, que apunta a instalarse como una «política nacional permanente y sistemática» para aclarar el destino de los detenidos desaparecidos (DD.DD.), que se calculan en torno a las 1.469 personas, de las que sólo se han encontrado 307. La constitución de este comité, según afirmó Corfdero en la víspera,  corresponde a un «hito bien ,se juega el éxito de este plan y su credibilidad».

“El hito de hoy es muy significativo por los avances que hemos tenido y con esto vamos culminando la etapa del cierre de la gobernanza del Plan. En marzo está la constitución del Comité Operativo de servicios públicos y de las policías vinculadas a este tema y nosotros seguiremos trabajando en la coordinación con los jueces de dedicación exclusiva, así como el trabajo en tecnología y digitalización para efectos de avanzar en inteligencia artificial”, expresó el ministro Luis Cordero. Asimismo, remarcó que este encuentro “fue una reunión de trabajo, de explicar los principales énfasis del Plan en lo que hemos avanzado hasta ahora desde su dictación y la agenda de trabajo durante 2024”.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos e integrante de la instancia, Gaby Rivera, destacó la importancia de que la sociedad también se encargue de esta herida que sigue afectando por décadas al país.“Esperamos y tenemos claro que no solamente las agrupaciones son las que tienen la obligación de hacerlo, sino que siempre hemos dicho que el país completo es el que perdió a los detenidos desaparecidos y a los ejecutados políticos, sin entrega de cuerpos. Por lo tanto, es la sociedad completa la que también se tiene que hacer cargo de este tremendo horror y dolor que hemos vivido por más de 50 años”, expresó la dirigente.

Mientras la directora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, Lidia Casas, quien fue designada por el Presidente de la República, apuntó a la tardanza que ha implicado el establecimiento de este tipo de iniciativas. “Esta es una instancia que tiene mucha relevancia, pero también una responsabilidad muy grande para quienes hemos sido convocados a participar de este espacio, el que se ha demorado por razones históricas no solamente 50 años a partir de un Golpe y una dictadura cívico-militar, pero también desde la recuperación democrática para encontrar (a las víctimas) desde los esfuerzos de todos los lugares e instancias académicas, organizaciones de la sociedad civil  y agrupaciones de detenidos desaparecidos”.

Por otra parte, el ministro Luis Cordero se refirió a la aprobación que tuvo lugar ayer lunes en la Cámara de Diputadas y Diputados del informe de la comisión investigadora de las 89 cajas con osamentas de víctimas de la dictadura y afirmó que sobre este tema “existe una línea de trabajo muy específica para la pericia y el reporte”.