Investigación: La exposición a la radiación cósmica y la ingravidez puede causar disfunción eréctil

Investigadores de Florida State, la Universidad Estatal de Florida, detectaron que la exposición a la radiación cósmica galáctica (GCR) y la ingravidez puede causar efectos adversos en el tejido eréctil de animales machos utilizados en laboratorios.

Los hallazgos, publicados en la revista The FASEB Journal, sugieren que la exposición a estos factores ambientales podría aumentar el riesgo de disfunción eréctil en astronautas masculinos.

La investigación

El estudio utilizó 86 ratas macho adultas. La mitad de ellas fueron suspendidas en arneses durante cuatro semanas, para simular la ingravidez. La otra mitad fue sometida a un entorno de control.

Todas las ratas fueron expuestas a dosis de GCR utilizando un simulador en el Laboratorio de Radiación Espacial de la NASA en Nueva York.

Después de un año, los investigadores analizaron los tejidos de las ratas. Encontraron que incluso una exposición baja a los rayos cósmicos galácticos aumentaba el estrés oxidativo en los animales. Esto afectó la función de la arteria que suministra sangre al miembro del macho y al tejido eréctil.

La ingravidez también tuvo un impacto, pero no tan marcado.

Tratamientos potenciales

Los investigadores también encontraron que algunos antioxidantes podrían contrarrestar los efectos de la GCR. Esto sugiere que la disfunción eréctil causada por la exposición a la radiación cósmica podría ser tratable.

Implicaciones para los astronautas

Los hallazgos de este estudio son importantes para los astronautas, que están expuestos a la radiación cósmica y la ingravidez durante las misiones espaciales.

«Si bien los impactos negativos de la radiación cósmica galáctica fueron duraderos, las mejoras funcionales inducidas al atacar de manera aguda las vías redox y de óxido nítrico en los tejidos sugieren que la disfunción eréctil puede ser tratable», dijo Justin La Favor, experto en disfunción neurovascular en la Universidad Estatal de Florida y autor principal del estudio.

Los autores de la investigación apuntan que aún cuando solo se consideraron los efectos de la GCR y la ingravidez tras un largo periodo de recuperación, los efectos a corto plazo podrían ser más graves. Con miras al futuro, buscan indagar más a fondo en las causas exactas de los efectos observados y estudiar posibles medidas preventivas.

Además, se anticipa que el impacto en la función sexual de las astronautas femeninas será también un tema importante en las investigaciones futuras, dado que se espera su participación en las próximas misiones tripuladas.