Federico X se convierte en el nuevo rey de Dinamarca tras la abdicación de su madre

El príncipe Federico se convirtió este domingo en nuevo rey de Dinamarca, tras la abdicación de su madre, la reina Margarita II, tras 52 años en el trono.

La ceremonia de abdicación tuvo lugar en el castillo de Christiansborg, sede del Parlamento danés, en presencia de la primera ministra, Mette Frederiksen, y los presidentes de los territorios autónomos de Groenlandia y las Islas Feroe.

Tras la firma de los documentos de abdicación, Margarita II se convirtió en reina emérita y su hijo Federico X asumió la jefatura del Estado danés.

La nueva reina, Mary Donaldson, también estuvo presente en la ceremonia, junto a sus cuatro hijos: Christian, Isabella, Vincent y Josephine.

La abdicación de Margarita II fue un acontecimiento histórico en Dinamarca, ya que se trata de la primera vez que un monarca danés abdica en el siglo XXI.

La reina, de 83 años, anunció su decisión en su discurso de Fin de Año, aduciendo problemas de salud y la necesidad de dar paso a la nueva generación.

Federico X, de 53 años, es el primer rey danés nacido después de la Segunda Guerra Mundial. Es un militar de carrera y ha desempeñado varios cargos diplomáticos en el extranjero.

Su esposa, Mary Donaldson, es una ciudadana australiana que se convirtió al luteranismo para casarse con el príncipe.

La monarquía danesa es una de las más antiguas de Europa y goza de un amplio respaldo popular.