En libertad condicional el machi Celestino Córdova, a pesar de la orden de no innovar presentada por el Gobierno

Celestino Córdova salió desde el Centro de Estudio y Trabajo (CET) de Vilcún, pasada la medianoche, tras recibir la libertad condicional de parte de la Corte de Temuco. Se informó que este tribunal no alcanzó a tramitar la orden de no innovar solicitada por el Gobierno. El machi de la comunidad Chicahual Córdova (Lof Lleupeco) fue condenado en febrero de 2014 a 18 de años de prisión por el delito de incendio con homicidio del matrimonio de agricultores, Werner Luchsinger y Vivian Mackay, cometido el 4 de enero de 2013 en Vilcún, Región de La Araucanía.

Durante la tarde del miércoles, el Juzgado de Garantía de Temuco ordenó el beneficio después de que la Corte acogió un recurso de amparo de la defensa y ordenó tramitar la libertad condicional de Córdova, quien finalmente abandonó el CET en una camioneta con sus pertenencias, sin hacer declaraciones. La Comisión de Libertad Condicional le había rechazado el beneficio. Sin embargo, la Corte de Apelaciones de Temuco falló el martes que “el sentenciado ha cumplido con la totalidad de las exigencias reglamentarias que le eran aplicables al tiempo de iniciar su condena y mayoritariamente con las exigencias en actual vigencia para optar al beneficio de libertad condicional, manifestando incluso empatía por el daño generado por el ilícito”.

Al respecto, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, había declarado el mismo martes que “no estamos de acuerdo con la entrega del beneficio de libertad condicional y, por lo tanto, vamos a apelar a la resolución que ha tomado la Corte de Apelaciones, de invalidar la negativa que se había dado a este beneficio. Vamos a apelar buscando que se mantenga la prisión efectiva en este caso. Estamos frente a un delito grave, que es conocido por la opinión pública”, añadió, junto con anunciar la presentación de una orden de no innovar que «no alcanzó a ser vista en la Corte para impedir la salida de Córdova».