Masiva Fuga desde las Isapres en la Región del Biobío: El 24,4% de los cotizantes ya abandonaron el sistema privado para ingresar a Fonasa

La crisis que afecta a las Isapres en Chile va de camino a sobrecargar extraordinaria y peligrosamente el servicio público de salud que presta el Fondo Nacional de Salud, FONASA. Sólo en la Región del Biobío, la inestabilidad del mercado privado de la salud, ha provocado una masiva salida del sistema de salud privado de cotizantes en la Región del Biobío.

De acuerdo a la Superintendencia de Salud, a la fecha existen 98 mil 835 cotizantes en la región, lo que representa una disminución de 24 mil 165, equivalente al 24,4%, desde el inicio de la crisis, en noviembre de 2022.

Antes de la crisis, la Región del Biobío contaba con 123 mil cotizantes de Isapres.

La crisis de las Isapres se debe a dos fallos de la Corte Suprema. El primero, de noviembre de 2022, obligó a las aseguradoras a devolver millones de dólares por cobros en exceso a sus afiliados. El segundo, de agosto de 2022, fijó un máximo en el precio que pueden cobrar por el paquete de Garantías Explícitas en Salud (GES).

Estas medidas han provocado una caída en los ingresos de las Isapres, lo que las ha llevado al borde del colapso financiero.

En respuesta a la crisis, el Gobierno anunció una serie de medidas, entre ellas un adelanto del alza del Indicador de Costos de la Salud (ICSA), que permite a las aseguradoras subir el precio base en 2024 a partir de abril.

Sin embargo, las Isapres han rechazado estas medidas, argumentando que son insuficientes.

Los cotizantes de las Isapres están abandonando el sistema dado que la situación no da ningún tipo de certeza, producto que aumentaron los planes que mantenían los afiliados y paralelo a eso es empírico que las empresas pueden cerrar o desaparecer, dejando a las personas en la más lamentable de las situaciones: sin tener un soporte en salud. Es decir, literalmente en una completa indefensión.

Esta crisis de las Isapres ha provocado una serie de incertidumbres entre los cotizantes, que se ven obligados a buscar alternativas para su salud.