Restituyen en el cargo a Carabinero quien fue dado de baja por perseguir de civil a delincuentes

El cabo segundo de Carabineros Álvaro Novoa, quien fue dado de baja por usar su arma particular para recuperar un vehículo robado a su padre en la comuna de Lota, Región del Biobío, fue reintegrado a sus funciones en las últimas horas, tras la revocación de la medida disciplinaria.

La decisión fue adoptada por el propio general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, quien manifestó su molestia por la decisión inicial, argumentando que Novoa actuó en legítima defensa.

«La información que mantengo es que el carabinero ya fue notificado de que se revocó la medida que inicialmente se había tomado, así que mañana se reintegra a sus funciones como debe ser», afirmó Yáñez.

Los hechos ocurrieron el pasado martes, cuando Novoa fue alertado del robo del vehículo de su padre. El funcionario, que se encontraba de civil, inició la búsqueda de los delincuentes y los alcanzó en la Ruta 160.

En el momento del enfrentamiento, Novoa hizo uso de su arma particular para evitar ser atropellado por los delincuentes. Por este hecho, fue detenido por apremios ilegítimos.

La decisión de dar de baja a Novoa fue criticada por autoridades y parlamentarios, quienes consideraron que el carabinero actuó en legítima defensa.

«A mí me parece que es un exceso haberlo separado de sus funciones, sin perjuicio que tiene que someterse a la aplicación de un sumario frente a estos hechos», sostuvo la diputada Flor Weise (UDI).

«Lamento la situación del carabinero, de la comisaría de Lota. Estamos fallando cómo tener sentido de realidad por lo tanto espero que esto se pueda revertir en la investigación y que utilice de mejor manera nuestra legislación y que los jueces también obren en conciencia con la grave situación de inseguridad que tenemos», manifestó la diputada Joanna Pérez (Demócratas).

Con la revocación de la baja, Novoa retomó sus funciones en la Tercera Comisaría de Lota a horas de haber sido expulsado de la policía uniformada.