Carabinera agredida con granada de mano: Las medidas para fortalecer la Seguridad

La cabo segundo de Carabineros Rayén Curihuil, de 23 años, se recupera en el Hospital Institucional tras ser agredida con una granada por un ciudadano venezolano durante un operativo policial en la comuna de Santiago Centro.

La joven, oriunda de Temuco, está en la institución desde hace 4 años y 9 meses y recientemente se casó con otro carabinero. En enero de este año ascendió a cabo segunda y recibió una felicitación por buen desempeño en servicios extraordinarios durante 2022.

Curihuil se formó en la escuela de Carabineros de Santiago y, desde sus inicios, destacó por responsabilidad y compromiso, siendo apreciada por su «profesionalismo y operatividad». También se le conoce por su amor a los animales.

Gracias a su desempeño en la 2da comisaría, pasó a integrar la Sección de Investigación Policial (SIP) de esta unidad. Actualmente, trabaja en terreno y de civil.

El Presidente de la República, Gabriel Boric, tomó inmediato contacto con la ministra del Interior, Carolina Tohá, tras conocerse el ataque. El Mandatario se reunirá con la jefa de gabinete este viernes en cuanto regrese de la cumbre APEC, a la que está concurriendo en San Francisco, Estados Unidos.

La idea del Ejecutivo es salir con anuncios concretos en materia de seguridad, en medio de la agudizada crisis delictiva que está abriendo un flanco al Gobierno en el Congreso Nacional.

Mientras el Partido Republicano demanda la renuncia de la titular de Interior, bancadas oficialistas como el Partido por la Democracia llaman a decretar estado de excepción nacional con foco en las zonas más conflictivas del país. Otras colectividades, como el caso de Demócratas y la UDI, exhortan a convocar al Consejo Nacional de Seguridad (Cosena).

El ministro (s) de Interior, Manuel Monsalve, dio cuenta de la preocupación del Mandatario sobre la situación de seguridad. «Respecto a los hechos graves ocurridos el día de ayer, el Presidente de la República le ha solicitado a la vicepresidenta, Carolina Tohá, y a quien habla, reunirnos con las policías para que mañana, cuando él regrese al territorio nacional, se le pueda entregar un plan concreto que le permita fortalecer las capacidades de control territorial de las policías en nuestro país», indicó.

Con este objetivo, el Gobierno requirió a ambas policías trabajar durante el día de hoy en «proponer medidas concretas para fortalecer el control territorial», agregó. «Mañana cuando llegue el Presidente, se le van a entregar estas propuestas, que tienen que ver fundamentalmente con la lucha contra un nuevo tipo de delitos, que es delitos de crimen organizado, de organizaciones criminales, de delincuentes violentos que hacen uso de armas de fuego y como ocurrió el día de ayer, no solo armas de fuego sino también armamento de características bélicas», sostuvo.

Sobre la naturaleza de las medidas, Monsalve apuntó al «despliegue de puntos de control y fiscalización de mayor complejidad y de mayor presencia en los territorios del país».

Consultado por los requerimientos en materia de seguridad que desde el Parlamento se han manifestado al Ejecutivo, el ministro (s) de Interior descartó decretar estado de excepción nacional en el país. Si bien indicó que «todas las herramientas constitucionales se pueden evaluar», reparó que «hoy día creemos que el camino es el trabajo coordinado con nuestras policías».

Asimismo, señaló que «el Gobierno no ha tomado la decisión de convocar al Cosena. Va a sesionar el Consejo Nacional contra el Crimen Organizado que nos parece el espacio más pertinente para enfrentar este tipo de desafíos».