Exceso de Permisología: Proyecto Eléctrico de US$15,4 en la Región del Biobío Hace 10 Años Espera Aprobación Ambiental 

La Línea de Alta Tensión 1×220 kV Tubul-Lagunillas, que ingresó en 2013, es uno de los 10 proyectos que llevan más de 10 años esperando la aprobación del Comité de Ministros. El Plan comenzó su tramitación el 22 de agosto de 2013 en Concepción. Se trata de un proyecto cuya inversión alcanza los 15,4 millones de dólares, iniciativa rechazada por el comité de ministros el 22 de abril de 2022. La Línea de Alta Tensión 1×220 Tubul-Lagunillas.

El proyecto, que conectará a Arauco con Coronel, consiste en la construcción y operación de un sistema de transmisión, adicional al Sistema Troncal de Transmisión del Sistema Interconectado Central (SIC), que evacuará energía eléctrica al SIC desde la Subestación Eléctrica Tubul, ubicada dentro del proyecto de generación eólica “Parque Eólico Arauco” de 125 MW, entre otros, y con el cual se cuenta con acuerdo de transmisión. Este parque eólico se ubica en la zona costera del Golfo de Arauco, Región del Biobío y fue aprobado ambientalmente por medio de la Resolución Exenta Nº 148/2010 de la Comisión Nacional del Medio Ambiente, Región del Biobío (ver Anexo N° 1- 2). La longitud de la línea es aproximadamente 58 km y comprende un trazado entre las localidades de Tubul y Lagunillas, pertenecientes a las comunas de Arauco y Coronel, respectivamente. A su vez, el trazado de la línea atravesará terrenos pertenecientes a la comuna de Lota.  El objetivo del proyecto es aportar energía al SIC a partir de energía renovable, otorgando una mayor confiabilidad a la matriz energética, con miras a satisfacer el constante incremento que registra la demanda de energía en la región y el país. 

Este es uno de los 10 proyectos paralizados. Todos ellos con una inversión total de  US$ 1.500 millones.

El Comité de Ministros es un organismo conformado por seis ministerios: Medio Ambiente, Economía, Energía, Minería, Salud y Agricultura. Su función es resolver las reclamaciones que se presentan contra las decisiones del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) en materia de impacto ambiental.

Según el Ministerio de Medio Ambiente (MMA), la demora en la resolución de estos proyectos se debe a que el plazo legal de 60 días hábiles para resolver las reclamaciones es irreal frente a la complejidad de las materias reclamadas.

Además, los organismos sectoriales no responden de forma oportuna a las materias impugnadas, lo que genera una dilación en el sistema. Por otra parte, el departamento de reclamaciones del SEA es muy acotado.

Para agilizar este proceso, los expertos de la Corporación Urbano Proyectos, sostienen que se debe suprimir el Comité de Ministros. “Creo, afirma Jorge Cash, que (el Comité de Ministros) cumplió su época y rol, asociado más a bien a generar acuerdos vinculados a la política pública en materia ambiental, en los albores de la institucionalidad ambiental en 2010, más que a velar por el cumplimiento normativo de un proyecto de inversión”, señala.

El MMA, por su parte, impulsa un proyecto de ley que busca reformar el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Entre los cambios propuestos está la eliminación del Comité de Ministros.

“Proponemos que las reclamaciones sean revisadas por la Dirección Ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental, con plazos claros y que serán reforzados por la regla del silencio administrativo”, indican desde el MMA.

El Ministerio de la cartera acordó junto a las seis secretarías de Estado una agenda para conocer todos los proyectos en tabla antes de febrero de 2024.