¿Qué se sabe de las cinco personas a bordo del sumergible desaparecido que se dirigía al legendario Titanic?

* Los efectivos de rescate trabajan a contrarreloj para localizar el sumergible desaparecido el domingo, frente a la isla de Terranova (Canadá), en el Océano Atlántico. La cápsula se sumergió para llegar hasta los restos del legendario Titanic, asentados sobre el suelo marino, a unos 3.800 metros de profundidad.

Una inmersión completa hasta el naufragio, incluido el descenso y el ascenso, dura ocho horas en total. Pero la tripulación de la nave Titán, perteneciente a la empresa OceanGate, perdió contacto con la base 1 hora y 45 minutos tras sumergirse en el mar, según informó la Guardia Costera de Estados Unidos.

«Ruidos submarinos»

Este cuerpo, en conjunto con fuerzas canadienses, intentan localizar la nave, que tenía reservas de oxígeno para 96 horas en caso de emergencia en el momento de su desaparición. Ese margen disminuye conforme avanzan las horas. Pero en la búsqueda del sumergible comercial apareció en estas últimas horas un pequeño rayo de esperanza. La Guardia Costera de Estados Unidos (USCG), que coordina el operativo de rescate, anunció que un avión canadiense P-3 había detectado «ruidos submarinos» en el área donde desde el domingo se busca la nave Titán.

Restan menos de 20 horas

Ésta perdió toda comunicación el domingo durante una inmersión con los 5 tripulantes a bordo hacia los restos del Titanic. Los medios estadounidenses, citando memorandos internos del Gobierno, calificaron los ruidos como «sonidos de golpes». Sin embargo, hasta el momento los vehículos operados a distancia entregaron «resultados negativos», según la USCG. El rescate avanza a contrarreloj, ya que el sumergible desaparecido el domingo tenía reservas de oxígeno para unas 96 horas y ahora le quedarían menos de 20.

Hasta hoy hay cinco barcos buscando el Titán en la superficie, a los que se sumarán otros cinco en las próximas 24 horas, así como dos vehículos operados por control remoto para explorar en las profundidades marinas. Los vehículos submarinos no tripulados se reubicaron en lugares cerca de donde se detectaron los ruidos, aunque de momento no han hallado nada reseñable. En la mañana del jueves se unen a la búsqueda más unidades con mayor capacidad de inmersión, así como otros equipos de última tecnología.